Hipoacusia Conductiva

¿Qué es Hipoacusia Conductiva?

La hipoacusia conductiva se produce debido a un problema en el oído medio o del oído externo, que impide que el sonido llegue al oído interno claramente de manera perceptible. Normalmente este problema se debe a que el canal auditivo está bloqueado por huesos del oído, como el estribo, que son más rígidos, lo que evita que se mueva el tímpano, como en el caso de la otosclerosis, por ejemplo.

La hipoacusia conductiva puede ser unilateral o bilateral, afectando a ambos oídos,  y generalmente es leve o moderada, que van desde 25 a 65 decibelios, por lo que el individuo puede oír los sonidos, aunque no los  perciba del todo claro.

Causas de la hipoacusia conductiva

La causa más común de hipoacusia conductiva es la obstrucción del conducto auditivo causado por la presencia excesiva de cera. Sin embargo, también puede ocurrir debido a:

  • La infección en el conducto auditivo externo o el oído medio;
  • Perforación del tímpano;
  • Líquido en el oído medio, tal como agua;
  • Presencia de objetos extraños en el conducto auditivo externo;
  • Otosclerosis, que es un mal funcionamiento de la cadena de huesecillos del oído;
  • Tumores.

Por lo general, la hipoacusia conductiva es sólo temporal, sin embargo, es necesario acudir al otorrinolaringólogo para detectar la causa e iniciar el tratamiento más adecuado.

Los síntomas de la hipoacusia conductiva pueden ser:

  • Escuchar más bajo los sonidos;
  • Dolor de oído;
  • Hinchazón de la oreja;
  • Sensación de oído tapado;
  • Tinnitus o zumbido;
  • Mareos;
  • Náuseas.

Para tratar este tipo de hipoacusia es necesario conocer las causas que dieron lugar a la pérdida de audición y, en algunos casos que la afección sea más grave, el tratamiento ordena el uso de audífono o una cirugía de implante coclear.

Deja un comentario